Publicado: 28 de Julio de 2017

La fascitis plantar es una inflamación aguda de la planta del pie.

El problema puede ser causado o agravado por un calzado inadecuado, así como por malas posturas, trabajo excesivo de esta zona. Además, otra causas que cabe destacar son la pronación excesiva del pie, la pobre flexibilidad y fuerza de los músculos flexores plantares y sobreestiramiento del tendón de Aquiles.

La fascitis plantar ha sido atribuida frecuentemente a la existencia de espolón calcáneo, un hallazgo radiológico consistente en una exostosis del calcáneo. La presencia de espolones calcáneos se ha asociado con la fascitis plantar, al ser una reacción perióstica al aumento de tracción de la musculatura plantar medial del pie, aunque no deben considerarse como patognomónicos de esta enfermedad, dado que la fascia plantar se inserta por encima del espolón y no como prolongación del mismo.