Cualquier clínica podológica en Leioa está acostumbrada a ver a muchos pacientes que acuden a las consultas de podología por un mal cuidado de los pies. Sin embargo, tener unos pies sanos y en perfectas condiciones es mucho más sencillo de lo que parece siguiendo unos pequeños consejos.

Los pies son una zona muy delicada del cuerpo y un dolor en esas extremidades puede llegar a hacer que te resulte imposible andar. Por eso es tan importante llevar siempre un buen calzado y los pies bien cuidados. Además, es importante que sepas cuál es tu manera de pisar, para poder corregir posibles problemas. Así, conseguirás apoyar correctamente a la hora de andar y no sufrirás ni dolores ni incomodidades.

Toda clínica podológica en Leioa recomienda a sus pacientes que eliminen las durezas y los callos, ya que provocan dolores en los pies y fomentan una mala pisada. El uso frecuente de exfoliantes para pies, quita las durezas de los talones más las visitas al podólogo y harán que los pies no te molesten. Es muy importante el tipo de calzado que usas, para la salud de los pies. Si usas tacón, no debe ser excesivamente alto y delgado, los zapatos no deben apretar ni hacer que el talón quede muy elevado.  Si quieres andar cómodamente sin sufrir los incómodos dolores de pies, debes optar por un calzado cómodo que no sea completamente plano ni con demasiado tacón.

Si quieres tener unos pies sanos y bonitos durante todo el año, no lo dudes y acude a Clínica del pie. Analizaremos los problemas que puedes sufrir y buscaremos las mejores soluciones. Ven a visitarnos o llámanos si tienes alguna duda sobre nuestros servicios. Estaremos encantados de atenderte y ayudarte en los problemas que tengas con tus pies.