Una de las razones más comunes por las que se busca una clínica podológica en Leioa es por problemas de olor de pies. A continuación, explicamos algunas de las causas por las que esto sucede y te damos alternativas para ponerle punto y final.

El mal olor en los pies puede surgir de manera puntual o continua. En el caso de que sea cuestión de un día, se puede deber a un mal secado, al empleo repetido de medias o calcetines o, muy comúnmente, al uso de zapatos que no favorecen la correcta ventilación. Esta modalidad es más común en niños y adolescentes. En el caso de que el olor permanezca, uno de los principales motivos es la aparición de hongos, aunque no es la única razón. La bromhidrosis es otra razón este molesto problema, y responde al olor corporal exagerado o anormal provocado por la descomposición de la secreción de las glándulas sudoríparas y de los residuos celulares realizada por bacterias y levaduras. Necesitarás una clínica podológica en Leioa si tus pies presentan de continuo mal olor.

Existen varios remedios caseros para prevenir el mal olor, aunque es importante recordar que los expertos no garantizan su eficacia y que en problemas como la bromhidrosis no son útiles. Las soluciones más habituales vienen de la mano del vinagre, el bicarbonato de sodio, la salvia o el té negro, siendo los polvos de talco el remedio doméstico por excelencia, así como el más efectivo.  Por otra parte, entre las soluciones a gran escala está la implantación de botox, que se utiliza para prevenir el exceso de sudoración en las partes del cuerpo afectadas.

En todo caso, cuando tus problemas de pies superen la barrera de situaciones puntuales, lo más aconsejable es que acudas un centro especializado. En la Clínica del Pie Rut Delgado contamos con los mejores profesionales y tecnologías para proporcionarte un tratamiento personalizado y que tus problemas del pie se solucionen lo más rápido posible. Visítanos.